sábado, 1 de marzo de 2014

Inquieta



Esta extraña e inquietante impresión, de que todo está encadenado a la incontestable ironía del destino...
Esa sensación de tener el corazón en la boca y ese dulce veneno en los labios... ese medio-verbo que anticipa Tempestades ... Laberintos.
Ese deseo que no entiendo, esa noche que amanece...
Ese placer de ser  (me) , de sentir  (me), de perder  (me), de no lograr  (me) esconder bajo el insomnio de una noche fría...
...Cierro los ojos, sigo el rastro del deseo que sin limites, se lanza al precipicio donde suicido mis recuerdos.

Amie

8 comentarios:

LORD SHADOW dijo...

Que sentimientos tan fuertes.
Esa ultima frase me ha encantado.
Un besazo Amie!!!

Clip dijo...

El deseo nunca se entiende, se siente y se disfruta, quizas la etimología de la palabra insommio desvela los secretos de esas madrugadas en sueños substituidos.

Un beso cálido desde una fria madrugada

Amie dijo...

Lord, los sentimientos deben ser devastadores,arrolladores, desmedidos...
No deben ser de otra forma, no tendría sentido...SENTIR (Todo lo que te mueve hasta el alma)... Solo los concibo así...
No se puede ser calma, cuando te sientes tempestad.

Mi besazo inmenso...

Amie dijo...

Me encantan esas madrugas insomnes Clip...y tal vez sea por eso , por todo ese misterio que encierra ese silencio que impera...
Por esos pensamientos insanos-completamente-sanos, porque las sombras de la noche esconden más que palabras encadenadas, momentos imparables, y sueños insustituibles...

Un beso insondable... en medio a la profunda niebla que hay ahí fuera...


Cris Bo dijo...

La noche es cómplice de tus sentires , perdidos y logrados en la perfección en tus letras.
Besos insomnes!

Liba dijo...

Tú debes tener un trato con las madrugadas que te regalan toda su inspiración.

Yo te leo y tiemblo.

Precioso, Amie. Mucho.

dav tor dijo...

Increíble! !!! Y delicioso.
Besos

María dijo...

El deseo se puede sentir al leer unas letras que rozan el corazón y hace latir fuerte, el deseo puede ser brutal.

Un beso, preciosa.